RESIDENCIA EN STABIO. Mario Botta

RESIDENCIA EN STABIO. Mario BottaRESIDENCIA EN STABIO. Mario Botta

El edificio de Botta, una de sus primeras obras realizada en 1967 en el Cantón deTicino (Suiza), supone un homenaje estilístico a su maestro Le Corbusier. La vivienda, de hormigón visto, se sitúa en el extremo de una parcela alargada delimitada por un muro continuo y se desarrolla sobre una planta rectangular, apoyándose sobre los dos muros laterales longitudinales de carácter estructural. El acceso principal se realiza desde la planta baja, a través de una plataforma.

RESIDENCIA EN STABIO. Mario BottaRESIDENCIA EN STABIO. Mario Botta

El interior se organiza de forma inversamente escalonada en tres niveles diferentes: planta baja, con el pórtico de acceso, garaje y servicios; planta primera (principal) con las estancias de vida común y la habitación principal; y, por último, la planta segunda, que se abre con un doble espacio sobre la principal, con las habitaciones infantiles y la terraza. 

RESIDENCIA EN STABIO. Mario BottaRESIDENCIA EN STABIO. Mario BottaRESIDENCIA EN STABIO. Mario Botta


RESIDENCIA EN STABIO. Mario BottaRESIDENCIA EN STABIO. Mario Botta


La composición del edificio es de naturaleza geométrica en cuyo centro se dispone el núcleo de escaleras, que articula los tres niveles interiores, dando lugar a terrazas, huecos y rasgaduras sobre los que se asoman los diferentes espacios al paisaje. Los añadidos compositivos (escalera exterior, chimenea, lucernario) se caracterizan por un marcado lenguaje corbuseriano de carácter escultórico.


RESIDENCIA EN STABIO. Mario Botta

RESIDENCIA EN STABIO. Mario Botta

RESIDENCIA EN STABIO. Mario Botta

RESIDENCIA EN STABIO. Mario Botta

RESIDENCIA EN STABIO. Mario Botta